Al consultar a potenciales/actuales clientes, puedes:
Vender a crédito de forma más segura, disminuyendo el riesgo de caer en impagos.
Aumentar las ventas de tu negocio, teniendo la posibilidad de vender con pago a 30, 60 o 90 días.
Fidelizar a tus clientes al darles la opción de comprar a plazo.

Al consultar a tu propia empresa, podrás verificar que no tengas documentos impagos reportados en el Boletín Comercial (y publicados en los burós de crédito como DICOM, SInacofi y TransUnion).
Esto te evitará problemas con proveedores, entidades financieras, licitaciones en las que estés participando, etc.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!